martes, 11 de noviembre de 2008

Contradicciones

El PSC. Partido que, con Montilla a la cabeza, gobierna en Cataluña. Nos tiene acostumbrados a poner todo tipo de trabas a los padres que quieren que sus hijos se escolaricen en colegios en los que las clases se impartan en castellano; y a obligar a los comerciantes a rotular sus establecimientos en catalán entre otras lindezas.
Para mi, este tipo de actuaciones suponen un total y absoluto desprecio hacia España y los españoles (de momento ellos lo siguen siendo, aunque sus deseos vayan por otros derroteros bien distintos).
Pues bien, resulta que una señora que procede de las bases de ese partido, con lo que es de suponer que comparte su ideología, llamemosle "antiespañola". Ahora es, ni más ni menos, que ministra de defensa de España. Sí, es la máxima responsable gubernamental del ejercito del país al que su partido tanto repudia. Y eso supone que, con motivo de las lamentables muertes de dos de nuestros soldados en un ataque suicida en Afganistan, se pueda ver una imagen tan incongruente como esta.
Podemos ver como la ministra se cuadra, en señal de respeto, ante los féretros de los soldados cubiertos por la bandera de España. No dudo de su respeto hacia los fallecidos. Lo que no me termino de creer es que ese respeto hacia nuestra bandera y nuestro país sea del todo cierto, máxime cuando la ideología de su partido nos demuestra todo lo contrario.
En fin, otra de las perlitas del gobierno zapateril.

4 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

El votante progre es puro ganado lanar y su sectarismo le ciega.
Lo mismo da que un dia digan una cosa, y al siguiente la contraria; para el votante de izquierdas esto no supone ningún problema.
Tragan con lo que sea.

REHTSE dijo...

Hombre, porque sea del PSC no tiene que ser necesariamente independentista, de hecho el PSC no debería serlo, ya, ya se que al final los que mas cacarean son los que sí lo son, pero el gallinero es grande... o espero que lo sea... :)

Di dijo...

Por el dinero baila el perro. Yo soy de Mallorca y allí sucede algo parecido; se equivocan muchos partidos políticos porque el hombre tiende a sublevarse contra todo lo que se le imponga y si te obligan a aprender catalán en la escuela lo aprendes pero fuera de ella no hablarás nunca catalán o al menos ese es mi caso y el de mucha gente que conozco.
Saludos me ha gustado mucho tu blog tocas temas de lo más interesantes.

J. F. Sebastian dijo...

Ahora que lo dices, cuando juró el cargo sólo le faltó añadir 'por imperativo legal' antes del Viva España, etc, etc.